Estrategia para desarrollar habilidades ortogrficas en los estudiantes de Tecnologa de la Salud

CÁTEDRA

 

Estrategia para desarrollar habilidades ortográficas en los estudiantes de Tecnología de la Salud

 

Strategy to develop orthographic skills in Health Technology students

 

 

Mercedes Pérez Lugo,I Iliana Margarita Pérez Lugo,II Ana Margarita Rodríguez Esquivel,III Yamilé Peláez Araluce.IV

 

I. Licenciada en Educación en Español-Literatura, Profesora Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Facultad de Tecnología de la Salud Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja. Departamento de Extensión Universitaria. Avenida Madame Curie. Camagüey, Cuba. CP 70700. mplugo@factecno.cmw.sld.cu

II. Licenciada en Educación en Biología, Profesora Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Facultad de Tecnología de la Salud Dr.Octavio de la Concepción y de la Pedraja,  Departamento de Ciencias Biomédicas. Avenida Madame Curie. Camagüey, Cuba. CP 70700. iplugo@finlay.cmw.sld.cu

III.Lic. en Educación en Español-Literatura, Profesora Instructora. Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Facultad de Tecnología de la Salud Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja, Departamento de Extensión Universitaria, Avenida Madame Curie. Camagüey, Cuba. CP 70700.

IV. Máster en Ciencias de la Educación, Profesora Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Facultad de Tecnología de la Salud Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja. Departamento de Inglés. Avenida Madame Curie. Camagüey, Cuba. CP 70700. araluce@factecno.cmw.sld.cu  


 

RESUMEN

En diagnósticos realizados a estudiantes de Tecnología de la Salud se detectaron problemas en el dominio de la lengua, por lo que se determinó como objetivo la elaboración de una estrategia para desarrollar habilidades ortográficas en estos educandos mediante un software educativo interdisciplinario. Se efectuó un estudio observacional descriptivo, en el período de octubre a abril de 2010, con 70 estudiantes de los 110 desaprobados en el diagnóstico de Ortografía y Redacción. Los métodos fundamentales utilizados fueron: análisis de documentos y la entrevista. Así se logró que los estudiantes identificaran el insuficiente conocimiento de las reglas ortográficas, el poco hábito de lectura, el escaso uso del diccionario y la despreocupación por la corrección, entre las causas que más inciden en sus dudas ortográficas.

Palabras clave: habilidades ortográficas; tecnología de la salud


 

ABSTRACT

According to some quizzes applied to Health Technology students, several problems were detected regarding the language usage. Therefore, the objective of this work is to create a strategy to develop orthographic skills on these students by means of an educative an educative and interdisciplinary software. A descriptive and observational study was carried out from October/2009 to April/2010. of the 110 students that failed the Orthography and writing quiz, 70 were surveyed. The principal methods that were used were interviews and analyses of documents. As a result, the students were able to identify the lack of knowledge about orthographic rules they had, their poor reading habits and use of dictionaries, and that they were not aware enough about correction. These were the principal causes that contribute to orthographic doubts.

Keywords: orthographic skills; health technology students


 

 

INTRODUCCIÓN

El hombre contemporáneo, y del futuro, ha de prepararse en todas las esferas del saber para enfrentar los desafíos actuales. En tal sentido la enseñanza de la lengua materna es uno de los pilares fundamentales, por ser el idioma un factor de identidad y definición social. De ahí, la necesidad de cuidarlo y preservarlo.

 “La enseñanza de la lengua materna, por su parte, es impulsada por el desarrollo de las ciencias del lenguaje y de la comunicación de manera general, le insuflan un carácter comunicativo como no lo había tenido antes. Sin embargo, la Ortografía se mantiene a la zaga de las disciplinas del idioma; continúa presentándose como una materia árida, en exceso normativa, desvinculada de los necesarios saberes con que el individuo deberá desarrollar su ciclo vital en el planeta.”1

 Las autoras de este trabajo se aúnan al criterio del Doctor en Ciencias Osvaldo Balmaseda Neyra, y consideran, además, que la falta de creatividad por parte de los profesores tanto para impartir las clases de Ortografía como para elaborar los ejercicios que proponen a sus estudiantes, influye de manera negativa, lo que favorece la monotonía.

Ante la interrogante: ¿Cómo consideran más efectiva la didáctica de la Ortografía? Los estudiantes optan por la forma lúdica, preferentemente, por los juegos de mesa y los electrónicos. Opinan que además de novedosos, los motivan a aprender y no sienten temor a equivocarse. Sin embargo, las conferencias no deben desdeñarse por constituir un efectivo material de consulta, a la mano de cualquier persona, en un momento determinado.

Los errores ortográficos o disortografías, como también se les llama, son ocasionados por disímiles causas, analizadas muy detalladamente por otros investigadores. En este trabajo se asume el criterio de que también debe contemplarse entre las mismas la existencia de un número considerable de profesores generales integrales especialistas en ciencias a los que, por supuesto, les faltan las herramientas necesarias para enseñar Ortografía y Redacción, pese a su autopreparación y buen empeño por hacerlo eficazmente.

En los últimos tiempos, se ha insistido mucho en la palabra; pero no se ha ejercitado en un contexto que es, en definitiva, donde se actualiza su significado; dicho de otra manera, se obvian los procesos de lectoescritura y de escritura de texto, los que forman parte de la actividad comunicativa.2

De lo anterior se infiere la no interrelación entre lo comunicativo, lo lingüístico y lo cognitivo en las clases de Ortografía; de ahí, que no se logre la utilidad funcional de la misma. Cabe decir, en este sentido, que las palabras no pueden verse aisladas, sino en un contexto en el que se tenga en cuenta la dimensión fonológica, morfosemántica y ortográfica. La Ortografía y su enseñanza han de concebirse como un todo en aras de satisfacer las necesidades comunicativas.

El profesor de lengua debe priorizar los ejercicios de redacción, por cuanto el carácter integrador de estos facilita que el conocimiento ortográfico pueda aplicarse en cada una de las palabras que se emplean y en su relación con las demás en el texto, lo que redundará en el uso correcto del idioma de cuyo dominio dependerá la competencia comunicativa.

Según el criterio de Juan Ramón Montano Calcines, quien coincide también con Balmaseda, “el estudio de la ortografía supone el estudio de la constitución del sistema grafemático de una lengua y de su relación con otros subsistemas como el fonológico, que es el otro sistema de representación de que dispone la lengua.”2

Durante mucho tiempo se ha concebido la ortografía como un resultado de la lectura. Criterio con el que no está de acuerdo Balmaseda.

Si se tiene en cuenta que la ortografía amplía el caudal de conocimientos de los alumnos y por tanto, favorece su vocabulario, su expresión oral y escrita; entonces, se puede decir que de alguna manera, también permite fijar la imagen gráfica de las palabras.

“La ortografía ocupa un lugar destacado en la enseñanza de la lengua materna, porque mediante ella el alumno aprende a escribir las palabras de su vocabulario y a usar los signos de puntuación de acuerdo con las normas vigentes que le permiten decodificar y codificar textos.”1

Pese a las exigencias de la educación cubana para lograr un profesional con cultura general integral, no todos los discípulos, que cursan carreras en Tecnología de la Salud, poseen las habilidades ortográficas acordes al grado vencido y ni siquiera son conscientes de la necesidad de expresarse y escribir correctamente como futuros profesionales.

Las dificultades de la ortografía en sí y las que suelen presentar los alumnos son dos grandes grupos a los que debe enfrentarse la escuela. La funcionalidad de los programas, la estabilidad del profesorado, la calidad, la disponibilidad y el empleo de materiales docentes (textos, diccionarios, prontuarios y otros recursos),la maestría pedagógica, el dominio y actualización de la Ortografía y de su didáctica particular por el profesor de Lengua Materna; así como la probable contribución del resto del colectivo pedagógico y la inveterada tendencia a homogeneizar la enseñanza ortográfica sin atender el carácter heterogéneo del aprendizaje, constituyen un tercer grupo de factores no menos importantes relacionados con el desarrollo mismo del proceso docente.1

En los alumnos objeto de análisis incide directamente que en las mallas curriculares no se incluyen contenidos ortográficos; por consiguiente, no existe la bibliografía requerida para tales efectos, se cuenta con un número reducido de diccionarios, y el resto del colectivo pedagógico no tributa desde su asignatura al desarrollo de las habilidades antes mencionadas. Por otro lado, los tests objetivos predominan en los exámenes en detrimento de las preguntas de ensayo; así como la evaluación oral discrimina la escrita y el plan de capacitación y posgrado de la Universidad de Ciencias Médicas, no tiene proyecciones de superación profesoral en relación con la Ortografía y su tratamiento didáctico, a pesar de que el claustro desconoce cómo se trabaja metodológicamente el tema ortográfico y por ende, aplica incorrectamente la Resolución 1/2009 que norma su descuento.

Ante la evidente necesidad de perfeccionar la ortografía de los estudiantes de la carrera de Licenciatura en Tecnología de la Salud, se formula el siguiente problema: ¿Cómo contribuir al desarrollo de habilidades ortográficas en los alumnos de dicha carrera?

Desarrollar habilidades ortográficas en estos educandos, a través de un software educativo interdisciplinario, es objetivo de este trabajo.

Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones de hecho son auxiliares muy valiosos para el aprendizaje ortográfico; no solo por los programas interactivos (software) elaborados específicamente para este fin, con atractivos gráficos y apoyados en sistemas de multimedia, con la ventaja de adaptarse a diversos ritmos de asimilación; sino también porque ningún otro medio como la comprensión de una computadora personal resulta tan provechosa para educar en el cuidado ortográfico.1

Partiendo del juicio anterior, se cree necesaria la elaboracin del software para resolver las dificultades ortogrficas de los educandos de un modo mucho ms ameno y activo.

Teniendo en cuenta que el acceso a numerosos sitios Web permite resolver las dudas ortográficas, conocer las normas más actuales de la ortografía española o saber más sobre la milenaria lengua de Cervantes1 esta estrategia pedagógica constituye un efectivo instrumento para el desarrollo de habilidades ortográficas sustentado sobre la base de la informática.

 

MÉTODOS

Se realizó un estudio observacional descriptivo, en el período de octubre de 2009 a abril 2010, con los estudiantes objeto del diagnóstico de Ortografía y Redacción de los perfiles de la carrera Licenciatura en Tecnología de la Salud. Se trabajó con una muestra de 70 estudiantes, representativos del 63,63 % del total. Criterios de inclusión: Estudiantes que se presentaron a la entrevista.

Criterios de exclusión: Estudiantes que no se presentaron a la entrevista.

Se aplicó una entrevista a 70 estudiantes para conocer las causas que más limitan sus conocimientos ortográficos.

Análisis de documentos: Para determinar los contenidos necesarios a incluir en el software se muestreó el 50 % de los exámenes finales y estatales de cada carrera, se analizó el perfil del Licenciado en Tecnología de la Salud, los planes de estudio de los perfiles, la Resolución 1/2009 que norma el descuento ortográfico, el plan metodológico de la carrera, así como libros y documentos del tema objeto de estudio.

 

RESULTADOS

En la entrevista aplicada, los alumnos consideraron que las tres primeras causas que más afectan sus conocimientos ortográficos son: poco dominio de las reglas ortográficas, poco hábito de lectura, escasa utilización del diccionario, la despreocupación por la corrección, y la no exigencia ortográfica con uniformidad, por parte de todo el claustro de profesores. Los resultados del muestreo arrojaron como errores ortográficos más frecuentes la acentuación, cambios, omisión o adición, condensación, segregación, uso indiscriminado de la letra mayúscula y errores sintácticos, especialmente los de concordancia.

En consonancia con las necesidades ortográficas de los discípulos, se elaboró un software educativo interdisciplinario, que se aplicó de forma inmediata, en correspondencia con una investigación la cual contribuyó al perfeccionamiento ortográfico de los alumnos. El empleo del software permitió:

  • Elaborar una estrategia metodológica para la preparación de los estudiantes.
  • Ofrecer una atención diferenciada a los discípulos durante el entrenamiento.
  • Profundizar, sistematizar y generalizar los conocimientos, hábitos y habilidades en los mismos.
  • Ganar en tiempo y recursos.
  • Fortalecer valores como la unidad, la responsabilidad, la honestidad y la solidaridad.
  •  Elevar la calidad de los resultados en los exámenes.

 

DISCUSIÓN

Fundamentación teórica

El problema ortográfico no se encuentra circunscrito a un determinado país ni a un sistema de enseñanza determinado, es un fenómeno que se ha generalizado y que alcanza proporciones incalculables, porque no se evidencia solamente en los textos escolares, sino en los medios masivos de comunicación como en la prensa escrita, las vallas, los carteles y en la televisión. En España, Heredia Reyes, plantea en un artículo titulado: “Ortografía, la asignatura pendiente”: “Niños y niñas de 5º y 6º de primaria se permiten el lujo de tener en un pequeño dictado más de veinte errores ortográficos, incluso en las facultades se encuentran futuros ingenieros con este tipo de errores. O sea, que los problemas ortográficos en España se presentan en la escuela primaria, pero llegan hasta los estudiantes universitarios.3

Los autores de esta investigación no comparten plenamente lo expuesto por Heredia porque los errores ortográficos se cometen por desconocimiento y no por deseo. No obstante, sí son del criterio de que si los estudiantes no poseen las herramientas necesarias para apropiarse de dicho contenido en las edades tempranas, los errores ortográficos perduran a lo largo de su vida, ya sea, en la esfera estudiantil o laboral.

En el ámbito de la salud también existe preocupación en relación con el tema. En Barcelona, Miró expresa: “Por nuestros pagos, los de la Medicina, no escribimos bien […] Eso al menos se deduce del poco esmero con el que los médicos en general cuidamos nuestro lenguaje, tanto el verbal como, especialmente, el escrito.”4 En situación similar se encuentran muchos de los galenos cubanos, así como los futuros licenciados en Tecnología de la Salud.

Lo anterior induce a pensar que existen problemas en el dominio de las cuatro facultades de la psicología del aprendizaje ortográfico: atención, memoria, relación y ritmo las cuales deben ser desarrolladas desde la enseñanza primaria.5

La experiencia demuestra que cuando no existe dominio de las facultades antes mencionadas en edades tempranas, no se fija correctamente el patrón ortográfico el cual, difícilmente, se adquiere en edades posteriores; por esta razón, se debe prestar especial atención a dicha enseñanza en los primeros años de vida; así como emplear métodos idóneos para su eficacia al ser considerados estos por García y Martínez como uno de los dos factores fundamentales que se deben tener en cuenta al abordar científica y objetivamente los aspectos didácticos de la ortografía.6

Para que los estudiantes sean capaces de apropiarse de los contenidos antes mencionados y sepan cómo utilizarlos se deben crear situaciones de aprendizajes individuales y colectivos que les permitan pensar, reflexionar, opinar, emitir juicios de valor y buscar nuevos caminos para convertirse en sujetos activos de su propio aprendizaje.7

Si los contenidos ortográficos se trabajan de manera productiva, incentivando los aspectos considerados por Herrera, en su Metodología para el trabajo en seminarios, los resultados serán alentadores.

Un individuo es capaz de actuar con independencia cuando resuelve y elabora problemas utilizando como soporte métodos activos y procedimientos colectivos que le permiten autocontrolarse, autorregularse y autoevaluarse.8

Este es el tipo de profesional de la salud que necesita el país, el que además de actuar con esa independencia, sea integral en todos los órdenes de la vida incluyendo su expresión oral y escrita; y sobre todo, esta última, porque “ […] es nuestra imagen como profesionales la que se manifiesta en nuestros escritos.”9

Estos son los antecedentes fundamentales de este trabajo, y en la búsqueda de la respuesta a la pregunta científica, planteada en la introducción, se han derivado las siguientes tareas:

  • Confeccionar un software educativo interdisciplinario para la preparación de los estudiantes de Tecnología de la Salud.
  • Implementar el uso del mismo y procesar los resultados.

DESCRIPCIÓN DEL SOFTWARE EDUCATIVO INTERDISCIPLINARIO

Teniendo en cuenta la imperiosa necesidad ortográfica de los estudiantes de Tecnología, se diseñó un sistema de ejercicios variados que incluye crucigramas, ejercicios de respuestas cortas y de selección. Con el objetivo de lograr la interdisciplinariedad, se abordan contenidos de asignaturas como Morfofisiología, Química, idioma Inglés, Nutrición y de cultura general, en los crucigramas. Algunos ejercicios se realizan contra reloj.

El contenido ortográfico que se aborda parte de textos, no de palabras aisladas, pues de acuerdo con Angelina Roméu Escobar “[…] es indispensable que se extraigan las palabras de contextos significativos e intencionales.”10 Se da prioridad en este trabajo a la secuencia que propone Cassany11 para enseñar lengua, que tiene al texto como punto de partida, posteriormente se realiza un análisis de las unidades lingüísticas o de construcción menores (en este caso los aspectos ortográficos) y se vuelve nuevamente al texto, pero en una etapa cualitativamente superior. Los textos seleccionados han de dar prioridad a temas relacionados con la salud o de carácter general, de manera que se trabaje la motivación hacia la lectura y la carrera seleccionada. Las palabras que sean extraídas de los textos cuyo significado no sea comprendido por los estudiantes deberán ser buscadas en un diccionario de la lengua.

La estrategia se confeccionó teniendo en cuenta los objetivos y habilidades en que los alumnos tuvieron mayores dificultades. Los ejercicios fueron objeto de la creatividad de los autores de este trabajo y se agrupan según la clasificación ofrecida por Balmaseda Neyra: ejercicios de respuestas cortas (reproductivos); ejercicios de selección (asociativos y referativos) y crucigramas (activos, productivos y heurísticos o problemáticos).1 Poseen enfoque textual, contienen actividades prácticas, se utilizan métodos pedagógicos productivos con énfasis en los procedimientos inductivos y deductivos, destaca la sistematización del proceso docente educativo. Son dinámicos y se han estructurado de manera tal, que se manifiesten las cuatro facultades de la psicología del aprendizaje ortográfico. Fueron concebidos para trabajar en clases y de forma extraclase como una vía para propiciar el desarrollo de habilidades ortográficas.

El software le permite al educando autoevaluarse y a la vez conocer en qué objetivos debe profundizar en su posterior estudio individual. Al finalizar, el mismo le asigna una evaluación cuantitativa y otra cualitativa que resume el estado actual del usuario.

La herramienta diseñada permite desarrollar las habilidades de explicar, identificar, seleccionar, clasificar y relacionar contenidos. Asimismo, contribuye a la automatización de la habilidad ortográfica, incentiva el interés por saber y mueve a la indagación. Es una forma viable para acceder a una enseñanza ortográfica más personalizada como sugiere Balmaseda Neyra en su libro Enseñar y Aprender Ortografía.1

 

CONCLUSIONES

Las investigaciones realizadas en el campo de la Ortografía y su didáctica arrojaron cuáles son las causas que inciden en el poco dominio del idioma español que poseen los discípulos de la Licenciatura en Tecnología de la Salud.

Los errores ortográficos más frecuentes fueron: la acentuación, cambios, omisión o adición, condensación, segregación, uso indiscriminado de la letra mayúscula y errores sintácticos, especialmente los de concordancia.

La necesidad imperiosa de revertir la situación ortográfica existente en los mismos, conllevó a la elaboración de una estrategia pedagógica y un software educativo interdisciplinario en consonancia con las necesidades y potencialidades de los educandos con elementos que contribuyen al perfeccionamiento de la ortografía y al mismo tiempo los prepara mejor para su futuro profesional. Con la implementación de este software se obtuvo varios resultados, entre ellos: elevar la calidad de los resultados en el examen final con respecto al diagnóstico inicial lo que contribuyó a la erradicación de las dificultades ortográficas y a fortalecer valores como la unidad, la responsabilidad, la honestidad y la solidaridad.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.Balmaseda Neyra, O. Enseñar y aprender Ortografía. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2007.

2.Montano Calcines, JR. Desarrollo de habilidades ortográficas en estudiantes de diferentes niveles de educación. IX Seminario Nacional para educadores; 2010.

3. Heredia Reyes T. Ortografía, la asignatura pendiente. Cuadernos de Educación y Desarrollo [revista en Internet]. 2009[citado 6 Nov 2009]; 1(1): [aprox. 10p].Disponible en: http://www.eumed.net/rev/ced/01/ortografia_pendiente.htm

4. Miró O. Escribir bien para entendernos mejor. Editorial. Revista Semes [revista en Internet]. 2009[citado 20 Oct 2009]; 21(2): [aprox. 1p]. Disponible en: http://www.semes.org/revista/vol21_2/1.pdf

5. Paredes F. La ortografía: una visión multidisciplinar. ASELE. Actas VII [Monografía Internet]. Centro virtual Cervantes. 1997[citado 10 Feb 2010] Disponible en: http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/asele/pdf/08/08_0607.pdf.

6. García González AM, Martínez Subit A. Programa de Ortografía y su didáctica Curso 2009-2010. La Habana: Universidad de Ciencias Pedagógicas; 2010. [Medline]

7. Hernández Herrera, Pedro A. PROME. Proposiciones Metodológicas. Metodología para el trabajo en seminarios. La Habana: Ed. Editorial Academia; 1999.

8. Heller, Miriam. El arte de enseñar con todo el cerebro. Venezuela: Ed. Editorial Biosfera; 1993. p.168

9. Izquierdo Miller I. La enseñanza de la ortografía requiere de mucha paciencia y dedicación. Periódico La prensa [Internet]. 2007 Jul 11;Sect. Noticias. Disponible en: http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2007/julio/11/noticias/hablemos/

10. Roméu Escobar. La ortografía. Su enfoque semiótico [Monografía en Internet].La Habana: Portal educativo Cubano (RIMED); 2006 [citado 15 Feb. 2010] Disponible en: http://mediateca.rimed.cu/media/document/358.pdf

11. Cassany D. Enseñar lengua. Barcelona: Editorial Grao; 1994.

 

 

Entrada: 1/2/2012

Aprobado: 7/6/2012

 

 

Mercedes Pérez Lugo. Licenciada en Educación en Español-Literatura, Profesora Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Facultad de Tecnología de la Salud Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja. Departamento de Extensión Universitaria. Avenida Madame Curie. Camagüey, Cuba. CP 70700. mplugo@factecno.cmw.sld.cu

 



Añadir comentario