Acompañamiento psicosocial a jóvenes marginados para prevención de la farmacodependencia

ARTÍCULO

 

Acompañamiento psicosocial a jóvenes marginados para prevención de la farmacodependencia

 

Psychosocial accompaniment from human ecology toyoung marginalized people to prevent drug dependence

 

 

Flor Ángela TobónI, Luis Alirio López GiraldoII, Jhon Fernando RamírezIII

I. Maestría en Farmacología, Especialista en Atención Farmacéutica, Profesora Titular, Integrante del Grupo Investigación Uni-Pluri/Versidad. Universidad de Antioquia. Facultad de Química Farmacéutica, Calle 67 Nº 53-108, Bloque 1, Ciudad Universitaria, Medellín, Colombia jvm@une.net.co, florato54@gmail.com.

II. Maestría en Salud Pública, Antropólogo, Profesor Universidad de Antioquia. Integrante del Grupo Investigación Uni-Pluri/Versidad, categoría A en Colciencias. Universidad de Antioquia, Facultad de Enfermería. Calle 64 Nº 53-09, Bloque 30, Área de la Salud, Medellín, Colombia rush@une.net.co, lulopez@tone.udea.edu.co.

III. Magíster en Educación y Desarrollo Humano, Licenciado en idiomas inglés español, Especialista en Innovaciones Pedagógicas y Curriculares, Profesor Cátedra. Docente Asociado Colegio Mayor de Antioquia Universidad de Antioquia. Medellín Colombia. jrfercho@yahoo.com

 

 


RESUMEN

Introducción: Se presenta un análisis cualitativo del acompañamiento psicosocial a jóvenes en condiciones de vulnerabilidad desde la ecología humana durante 12 meses entre 2010 a 2011; utilizando técnicas pedagógicas evaluativas participativas. Éstas, son una alternativa para crear espacios reflexivos con el propósito de potenciar la resiliencia en las relaciones comunicativas y formar en el respeto. Objetivo: Generar bienestar, prevenir la farmacodependencia y contribuir a la promoción de la salud. Material y Métodos: Se revisaron los antecedentes temáticos, fueron seleccionados 100 estudiantes entre 11 y 19 años de dos instituciones educativas públicas en condiciones vulnerables;se desarrollaron cuatro talleres reflexivos y cuatro prácticas lúdicas y se realizaron tres grupos focales con estudiantes, profesores y padres de familia. Resultados y Discusión: El contexto social de la población intervenida, revela problemas de abuso sexual, violencia intrafamiliar y eventos violentos en el vecindario por grupos armados ilegales, entre otros, que constituyen factores de riesgo importantes para la farmacodependencia. Conclusión: Se infiere que lo psicosocial incide en la farmacodependencia, afectando la convivencia de la población estudiada por múltiples causas del orden psicoafectivo, sociocultural, económico y político que van desde el consumo cultural hasta la seguridad alimentaria.

Palabras clave: prevención, estrategias pedagógicas, ecología humana.


ABSTRACT

Introduction: A qualitative analysis of the psycho-social support to young people in situations of vulnerability from human ecology is presented for 12 months between 2010 to 2011; using participatory evaluative pedagogical techniques. These are an alternative to create reflective spaces with the purpose of enhancing resilience in communicative relationships and working in respect. Objective: to generate well-being, prevent drug abuse and contribute to the health promotion. Material aids and methods: the thematic background was reviewed, 100 students between 11 and 19 years of two public schools in vulnerable conditionswere selected; four reflective workshops and four playful practices were developed and three focus groups with students, teachers and parentswere conducted. Results and discussion: the social context of the manipulated population reveals sexual abuse problems, domestic violence and violent events in the neighborhood by illegal armed groups, among others, which constitutemajor risk factors for drug abuse. Conclusion: It can be inferred that the psychosocial factors impact on drug dependence, affecting the coexistence of the population studied by multiple causes of the psychological, socio-cultural, economic and political order, ranging from cultural consumption to food security.

Keywords: prevention, pedagogic strategies, human ecology.


 

 

INTRODUCCIÓN

Se presenta el resultado de una investigación cualitativa, desarrollada en los barrios La Cruz y Bello Oriente (Manrique), sector marginal de la zona nororiental de la Comuna 3 en la ciudad de Medellín, Colombia. Donde se realizó acompañamiento social e intervención, en los ámbitos familiar, educativo y comunitario, acciones que según Abello y Gallego,1 pueden ser de orden reflexivo, preventivo, asistencial, rehabilitador y dinamizador para buscar solución a las causas sociales de un problema. Estas permiten avanzar en los procesos de tipo educativo, formativo, social, solidario y participativo. Así, el apoyo social, en un acercamiento a Lerbet y Egido,2 las políticas de educación y de salud pública, son las herramientas que permiten garantizar y proteger el bienestar común de la población; y, en especial las comunidades en condiciones críticas.

Se realizó un diagnóstico participativo rápido previo con jóvenes de estos barrios, quienes presentan variables psicosociales (VPS) que afectan sus condiciones de vida: convivencia cotidiana en entornos generadores de violencias, recurrencia al consumo de sustancias psicoactivas (SPS) y escasas oportunidades educativas y laborales, violencia intrafamiliar, discriminación social y la falta de servicios públicos domiciliarios adecuados. Esto concuerda con los estudios realizados en la ciudad de Medellín.3-6

La Organización Mundial de la Salud (OMS),7 reconoce la relación entre morbilidad y mortalidad por farmacodependencia como un problema crítico de salud pública. Igualmente, señala la necesidad de realizar investigaciones e intervenciones educativas encaminadas a que las comunidades comprendan el riesgo de la farmacodependencia, con un complejo efecto negativo, tanto en la salud física, mental y social de las personas, como en su desarrollo integral y productividad acorde a sus necesidades.

Estos jóvenes ignoran que el consumo de sustancias psicoactivas (SPS) puede desencadenar enfermedades o agravar patologías existentes, cuyas alteraciones alcanzan a ser leves, moderadas, graves y hasta fatales y son más complejas en adolescentes y jóvenes. Situación que ha sido abordada por los gobiernos, en la mayoría de los casos, en una primera fase de una investigación, el diagnóstico; además adoptan medidas más punitivas en vez de un enfoque continuo en una perspectiva colectiva, educativa y formativa; hacia una intervención de las causas estructurales del problema de fondo, de una manera holística y coordinada por todas las autoridades competentes (educación, salud, justicia) y por los involucrados para intervenir continuamente en dichas causas complejas de la farmacodependencia, como un problema crítico de Salud Pública; teniendo en cuenta la gran información científica al respecto, como los estudios locales de investigadores como Torres, Montoya, Zapata y Garro.5

Frente a los procesos de intervención educativa desarrollados, se observó que estos se han visto afectados por la dinámica de violencias urbana. En los talleres realizados con estudiantes se evidenció que la cotidianidad violenta de la zona, afecta la concepción del mundo de los jóvenes; además su precepción sobre los valores, la ética y el proceso pedagógico de enseñanza-aprendizaje significativo.

Según Echeverry,8 la práctica pedagógica está condicionada por las concepciones que los actores tienen sobre ésta y por la necesidad de generar conocimiento científico y aplicado, que ayude al desarrollo y a la transformación social. De acuerdo con Saldarriaga,9 se requiere educar en lazos sociales, capaces de ayudar al autocontrol y al desarrollo del individuo, lo cual suscita el potencial humano de la resiliencia.

La Universidad de Antioquia, a través de la Mesa de Salud mental de la Facultad Nacional de Salud Pública construye desde hace varios años, una conceptualización psicosocial con el interés de comprender el sistema holístico de las relaciones entre el ser humano consigo mismo, con el otro y con su ecosistema. De otro lado el Grupo Uni-Pluri/Versidad, desde la pedagogía social, propone la construcción de ciudadanía y civilidad y el Grupo Base Estrategia Escuela Municipio Saludable (EEMS) plantea alternativas para la construcción de modelos de intervención social, centrados en el ser humano.

En general, desde la mirada de Tobón, Mejía y Gutiérrez,10 estos grupos, enfatizan dos aspectos primordiales: uno, la importancia del conocimiento detallado de las potencialidades del contexto local para ejecutar planes, programas y proyectos de desarrollo humano integral que capaciten y fortalezcan a los educandos para el ser, saber, hacer, servir, aprender a convivir y transcender, enmarcados en la identidad cultural de cada contexto y en la legitimidad de las políticas públicas. Esto dentro el marco de un Estado Social de Derecho (ESD), sustentado en la participación directa en la decisiones que afectan a las mayorías para lograr consensos e intervenir la realidad, encaminando la población y especial aquella en condiciones críticas, hacia condiciones dignas de desarrollo que satisfagan sus necesidades fundamentales.

La investigación se plantea desde el modelo bioecológico del desarrollo humano, en acercamiento a lo planteado por Bronfenbrenner,11 además de considerar que durante la adolescencia, los jóvenes tienen cambios en el ámbito de la percepción; desde el punto de vista de Morales,12 estas transformaciones se expanden a entornos más amplios y hacia cambios en el ámbito de la acción de lo cotidiano.

Estas evoluciones, generan capacidades para crear estrategias eficaces en situaciones nuevas, que mediante estrategias pedagógicas lúdicas en diálogo de saberes, busca contribuir al desarrollo de una actitud crítica y propositiva de la población intervenida, frente al consumo de SPS, vinculado a la instauración de situaciones de violencias urbana para aportar elementos de interpretación y descripción importantes.

 

MATERIALES Y MÉTODOS


Se realizó una investigación cualitativa durante 12 meses con enfoque analítico y hermenéutico, por un equipo psicosocial conformado por profesores de la Universidad de Antioquia, integrantes de los grupos: Uni-Pluri/Versidad, EEMS y de la Mesa de Salud Mental-línea Variables Psicosociales de la Facultad Nacional de Salud Pública.

Este estudio, analiza la intervención y el acompañamiento educativo-reflexivo sobre cómo viven los jóvenes en condiciones vulnerables de las instituciones educativas (IE) Ramón Múnera Lopera (diurna) del barrio La Cruz y de la IE Bello Oriente (nocturna), sectores marginados de la comuna tres al nororiente de la ciudad de Medellín-Colombia.

La investigación, también proporciona raciocinio de la información obtenida con las demás técnicas de información propias de la antropología social y observación participante y no participante, sobre la realidad analizada, los comportamientos culturales y el medio ambiente que habitan estos jóvenes en condiciones críticas.

El proceso metodológico fue el siguiente: 1) Revisión de antecedentes sobre estudios relacionados con prevención de la farmacodependencia y ecología humana. 2) Sensibilización de 1730 estudiantes de las instituciones educativas, sobre la importancia del estudio y su participación activa. 3) Elección de cien estudiantes de la población de las dos instituciones educativas, con los cuales se conformaron dos grupos de cincuenta estudiantes de los grados 6° a 11°, entre 11 y 19 años de edad, los cuales para propósitos de este artículo, se identificarán como (En). 4) Realización de trabajo de campo, mediante 20 talleres creativos, lúdicos y artísticos, 20 talleres educativos de carácter reflexivo y tres grupos focales con profesores de las instituciones educativas, padres de familia y estudiantes. 5) Análisis de la información mediante el programa de cómputo Atlas-it, Versión 5.0, con base en el siguiente proceso: a) preparación de documentos primarios; b) creación de una unidad hermenéutica; c) extracción de citas de los documentos primarios; d) codificación de la información y; e) creación de familias de códigos. Finalmente, según Bonilla y Rodríguez13 y Marillo,14 se realizó el análisis por triangulación de los instrumentos metodológicos utilizados.

 

DISCUSIÓN

El análisis de los hallazgos del acompañamiento e intervención educativa para la prevención de la farmacodependencia, desde la concepción del adolescente y sus significados socioculturales, a partir de la construcción de su mundo y de la ecología humana, se agrupa en dos categorías esenciales: Ecología Humana, Bronfenbrenner11 y Desarrollo Humano Integral sostenible, diverso y equitativo, se acerca a los planteamientos de varios autores.10,15,16

Bronfenbrenner,11 Bettini,17 González,18 San Martin,19 citado por Morales,12 expresan que la ecología del desarrollo humano abarca el estudio de la: "progresiva acomodación mutua entre un ser humano activo, en desarrollo, y las propiedades psicológicas cambiantes de los entornos inmediatos en los que vive la persona en desarrollo, en cuanto este proceso se ve afectado por las que están incluidos. La interacción del adolescente con el ambiente en que se desenvuelve es bidireccional, es decir, se caracteriza por su reciprocidad."

Desde esta perspectiva, el desarrollo humano integral sostenible, diverso y equitativo, depende de la interrelación de factores bio-ecológicos y entornos socioculturales: familia, amigos, vecinos, escuela, iglesia, instituciones, leyes, valores y el ambiente físico. El entorno en el que los jóvenes participantes del estudio desarrollan su cotidianidad familiar, académica y social; es el propio de conglomerados urbanos conformados por familias provenientes de contextos rurales. El acompañamiento familiar con el ejemplo de valores y de conductas de vida saludables es un factor determinante en la educación-formación integral temprana para la prevención y la recuperación de la farmacodependencia, en concordancia con Franco20,21 y Zapata.22

Para este propósito, se encuentra que las condiciones de los barrios La Cruz y Bello Horizonte, propician entornos que no son favorables para la educación-formación integral de los niños y los jóvenes, que se oriente a la prevención y recuperación de la farmacodependencia. Estos barrios configuran un espacio social, cuya característica común es su carácter marginal, ambientes desordenados y degradados con respecto a sectores mejor estratificados de la ciudad. Al observar y al analizar dicho contexto, es posible inferir que en el comportamiento colectivo barrial, se expresan dificultades de subsistencia y se registran acontecimientos violentos al interior de las familias, las instituciones educativas y el vecindario, que en la mayoría de las ocasiones, tienen como protagonistas miembros de bandas de delincuencia o grupos armados, legal e ilegal.

Estas variables psicosociales (VPS) extremas que afectan a los jóvenes de la comuna tres, provocan condiciones precarias socioeconómicas de la zona, que inciden en la vida cotidiana de ellos, donde es notable el consumo de SPS. Situación crítica que exige a estos jóvenes, creatividad para afrontar el presente y la incertidumbre futura. Lo cual, se ilustra en la diversa gama de oficios que desempeñan a la par con sus actividades educativas: vendedores ambulantes de dulces y minutos a teléfono celular, cantantes y malabaristas callejeros, limpiadores de parabrisas, ayudantes en transportes públicos, entre otros. Estos oficios les permiten satisfacer muy poco sus necesidades básicas, además con estas actitudes convive el deseo del dinero fácil.

Al preguntárseles sobre sus expectativas de futuro, muchos no tienen claro de qué manera la educación puede ayudarles a superar la marginalidad social; para otros, el sueño de llegar a la universidad está muy lejos de alcanzar. Los jóvenes se integran a sus ambientes en la búsqueda de su identidad, asociada a la pertenencia a grupos tribales urbanos y a grupos juveniles de carácter marginal, muchos de ellos, cohesionados en torno a la música y a los cambios de la sociedad.

En un acercamiento al pensamiento de Bronfenbrenner11 y Morales,12 el modelo ecológico del desarrollo humano, está interrelacionado estrechamente con el estudio de la acomodación entre el ser humano y los aspectos particulares psico-sociales de los entornos inmediatos que habita. Así, el ambiente ecológico se concibe, como una disposición de estructuras concéntricas funcionales, para el caso, objeto de estudio, el cual está integrado por cuatro sistemas:

Microsistema

Según, Bronfenbrenner,11 este nivel es el de mayor cercanía al sujeto, porque se relaciona con los comportamientos y las relaciones propias del ser humano con los entornos, donde el sujeto vive su día a día. Para el caso de estos jóvenes, son ambientes en los que ellos interactúan frente a frente con la familia, con el medio escolar y con el grupo de amigos cercanos. Al respecto, los talleres revelaron carencias en los cuidados de los padres durante su infancia, cambios en la estructura familiar y ausencia de una organización jerárquica. Aspectos que contribuyen a afectar las relaciones del grupo familiar en su medio social inmediato. Al respecto, un joven manifiesta: "[...] la familia, va muy estrecha con la confianza que haya entre las personas, porque hay veces que la familia es muy dispersa, entonces, todo eso hace que se altere la confianza y la comunicación de la familia".(E19)

Este testimonio, entre otros, indica que en este microsistema barrial, se presenta problemas de violencia, marginalidad, familias disfuncionales y consumo de SPS, los jóvenes no encuentran dentro de la familia la orientación adecuada para afrontar los riesgos inherentes a tal ambiente. Aun así, algunos jóvenes piensan que su familia toma en cuenta las ideas de los hijos y que la familia debe permanecer unida para resolver problemas. Muy pocos estudiantes piensan que pueden resolver sus problemas sin la ayuda de nadie.

Mesosistema

Según Bronfenbrenner11 es un sistema de microsistemas el cual se forma o se amplía, cuando la persona entra en un nuevo entorno, mediante la comunicación fluida de la persona en desarrollo que participa activamente con dos o más entornos, tales como las interrelaciones con los microsistemas de la familia, el trabajo y la vida social. Para la población estudiada, se encuentra que la mayoría de los estudiantes ha vivido en su barrio toda la vida; aunque una población significativa ha experimentado desplazamiento interurbano por diversas violencias. Estas violencias, de alguna forma contribuyen a "ampliar" el mesosistema, a partir de eventos traumáticos persistentes, que se convierte en un factor externo estresante, con consecuencias para la salud mental del adolescente.

Esta intervención educativa, evidenció la manera cómo la interacción entre participantes y facilitadores, resultó útil para conocer las experiencias de los jóvenes por fuera de su entorno del contexto escolar. En dichas experiencias, las interrelaciones sociales entre varios microsistemas, deberían ser mediante una comunicación clara, precisa, completa y fluida entre el Emisor-Receptor, considerando que éstas pueden influir en el desarrollo de su personalidad y en la interrelación armoniosa con los demás.

Al respecto, en este acompañamiento psicosocial, se hace visible una panorámica comunicativa no halagadora en los microsistemas familiar, escolar y barrial, y en general en la interrelación que tienen con la ciudad de Medellín. Los jóvenes refieren dificultades para expresarse libre y espontáneamente, no encuentran un espacio propicio para una participación activa; a veces la situación de represión, los obliga a callar, y en muchos casos, los conduce hasta la agresión física, así lo expresan algunos de los participantes:

(E26): "[...] yo la veo mal, porque es que no lo comprenden a uno tampoco, es que uno dice una cosa y nadie se la toma en cuenta y entonces eso es muy maluco que nadie le tome en cuenta la opinión que uno da".

(E37): "Muy mal, porque en el barrio de nosotros nadie puede decir nada".

(E38): "A mí por ejemplo me han golpeado porque yo me mantengo con los muchachos que les gustan el vicio entonces piensan que uno también es de ellos, y entonces empiezan a señalarlo."

(E39): "pues mal, porque uno le dice cualquier cosa a un pelado, a una pelada y no les gusta y ya se formó el problema."

Asimismo, los copartícipes verbalizan y ponen en escena casos de personas o de situaciones familiares estresantes por el consumo de alcohol, marihuana, cocaína, entre otras, en el ámbito familiar y barrial. Algunos jóvenes consideran que esto ocurre por ciertas VPS como la falta de equilibrio emocional y social; problemas afectivos, familiares, dificultades económicas, alteración de la salud física y mental; categorías que los impulsan a una problemática mayor y al consumo de SPS.

Unos pocos estudiantes muestran una férrea voluntad de autocontrolarse, pese a las situaciones que enfrentan en el día a día, y que pueden desencadenar el consumo de SPS. Así lo revela (E17):

"[...] yo también lo he sufrido, yo también he tenido problemas, yo he estado como acorralada como que siento que ya no más y por eso no corro a tomarme una botella de ron o a tirar marihuana, si me entiende, me he sentido mal, llevada, yo no sé si a ustedes le ha tocado pero a la gente pobre sí, en el que uno llega a la casa y no hay ni un vaso de agua, entonces a muchos no ha pasado eso; la mayoría de la gente dice que es por los problemas, me echaron de la casa, no tengo papá ni mamá, es que yo no tuve una orientación, yo tampoco la he tenido, entonces, ¿por qué lo hacen?"

El análisis de este testimonio, evidencia una situación positiva, que bien puede considerarse de resiliencia frente a una situación dramática, porque ella domina la situación y no deja que la situación la controle. El hecho de "sentirse acorralada" es una prueba de que las VPS son amenazas graves para la estructura personal y familiar, se cuestiona sobre si una situación violenta que ocasiona tensiones hasta causar estrés postraumático, puede llevar al consumo de SPS, según los participantes para relajarse o para divertirse. Esta voluntad de autocontrol, debe fortalecerse a través de didácticas lúdicas pedagógicas sociales. En este análisis evaluativo con los jóvenes, se puede observar que en los microsistemas, se manifiestan otros aspectos importantes en el proceso comunicativo para afrontar las adversidades, como el respeto, el reconocimiento y la necesidad de escuchar al otro.

De las intervenciones educativas, se puede deducir que los jóvenes de la comuna tres requieren sentirse y ser amados por el otro, para unir fuerzas hacia una búsqueda de alternativas a la situación adversa de su entorno y del contexto. Los participantes, manifiestan respuestas centradas en lo ontológico del ser humano, como las palabras de amor, cariño, amistad, comprensión, entre otras. Al respecto el participante (E04), exterioriza:

"Los sentimientos son muy importantes y los manejamos dependiendo de la situación, por ejemplo a veces no nos comprendemos con los padres, dicen muchas compañeras, otras que no se comprenden con los hermanos, entonces son esos sentimientos encontrados que igual como yo se encuentran en problemas."

Los jóvenes reiteran la necesidad de dialogar para la comunicación fluida, precisa y completa; la pedagogía social, desde la lúdica, puede mejorar esa interacción entre los microsistemas humanos, reconociendo sus valores, educando en el autocuidado y en la ética como lo expresa Franco20,21 para la formación de los nuevos profesionales en ciudadanía y civilidad.2

El grupo EMS23, plantea que el diálogo y el consejo entre los pares son herramientas fundamentales para la mediación, como una alternativa posible que les permite a los jóvenes, buscar salidas alternativas a situaciones conflictivas con sus familias y el entorno, diferentes al consumo de SPS o a los actos violentos; a través de la palabra y la pregunta. Otra forma de interactuar, vincularse, resolver sus diferencias y disminuir las violencias mediante el reconocimiento, la aceptación y el respecto por la alteridad.

Exosistema

Se refiere a varios entornos que excluyen al adolescente como participante activo, es decir, ambientes de trabajo de sus padres y otros sectores de la ciudad de Medellín, los cuales, generalmente, pertenecen a espacios de economía informal como la calle y los vehículos de transporte público. Los jóvenes tienen necesidad de una educación integral, esencialmente en la formación continua para desarrollar potencialidades y habilidades que fortalezcan la resiliencia y además los capacite para mediar en las situaciones difíciles, acudiendo a la mediación o al consejo entre los pares.

La mediación, es una opción que puede funcionar como terapia, en la cual los mediadores o consejeros establecen sentimientos y situaciones de bienestar propio que implica apoyarse mutuamente en el otro y en lo otro. Esto con el propósito de aprender que los problemas personales a veces no tienen la misma magnitud y trascendencia, desde la mirada que puedan tener sus pares. Tener en cuenta, que el mediador requiere estar en mejores condiciones que el otro y debe estar interesado en buscar también ayuda con otro consejero, si es necesario, para poder ayudar a quien le busca.

El análisis de estos testimonios, orienta hacia la apertura de espacios democráticos participativos y al desarrollo de una cultura de mediación en estos jóvenes, que los capacite para mejorar los procesos de formación en competencias ciudadanas, en civilidad, autorregulación, aprender a servir y a convivir con tolerancia. En este propósito, lo más importante es la humanización de la educación, engendrando valores y ética con el ejemplo, desde la familia y en el entorno escolar, en afinidad con el pensamiento de Franco20,21 y Suárez.24

Macrosistema

Existe a escala de la cultura o de la subcultura, en el sistema de creencias y en las ideologías, referido a los vínculos entre los sistemas mencionados anteriormente. En el contexto barrial estudiado, se expresan subculturas juveniles musicales que reflejan estados de ánimo, visiones sociales, posturas críticas, esperanzas o incertidumbres que reflejan estilos de vida y ambientes ecológicos más desfavorables que beneficiosos para el desarrollo integral del ser humano, la sociedad y el país. En el sistema de creencias e ideologías, se reflexiona acerca del conocimiento del consumo de SPS, la capacidad de análisis de estos jóvenes en torno a VPS y variables psicoafectivas que podrían desencadenar en ellos el consumo de SPS y de sus posibles consecuencias.

También se discute cierta disposición genética para desencadenar o generar problemáticas psicosociales, como la asociación con alteración mental. Estas hipótesis permitieron considerar que el uso de SPS tiene connotaciones de carácter personal, social, cultural y económico. Existen otras reflexiones que dejan entrever que la curiosidad y el deseo de probar alguna SPS, pueden dejar como secuela un círculo vicioso de adicción.

Así lo describen algunos estudiantes al preguntarles: ¿Por qué se da la drogadicción en algunas personas? (E19):

"Yo lo que digo es que ellos al probar eso, y al conocer el efecto que hacen entonces ellos se quedan ahí, ellos creen que esa es la solución que tienen para todos sus problemas, pero yo creo que el efecto que eso hace de pronto es que le relajará la mente a uno."

(E31): "Yo quiero decir algo de lo que dijo la niña de allá, y es que todas las personas no tienen esa misma capacidad, ella es una persona que prácticamente sola salió de eso, pero otra persona puede que no, que tenga un pensamiento distinto y busque la salida más fácil para sentirse mejor, pero equivocado ¿cierto? todos no tienen el mismo pensamiento."

El razonamiento de estos testimonios muestra la preocupación, el sentido de solidaridad y la sensibilidad social frente a una problemática que afecta a las personas en diferentes edades, permitiéndoles comprender la realidad adversa de su entorno en lo cotidiano. Así lo deja ver (E 29):

"Mire profe, el lunes festivo, yo nunca había tenido la oportunidad de irme caminando hasta el parque de los espejos, pero me fue como mal, porque había una cantidad de niñitas pequeñitas como de 10, 11 o 12 años por ahí con unas bolsas negras y yo no sabía que tenían las bolsas negras, y yo estaba sentada en una silleta y yo veía que ellas se pasaban las bolsas negras, hasta que al ratico llegaron otros peladitos con un tarro de sacol y también con el mismo estilo y así sucesivamente una cantidad de niños, entonces a mi me gustaría saber ¿qué hace el sacol? Porque imagínese, unos niños tan pequeños y con una cosa de sacol, ¿qué les da o qué les quita?, yo no sé."

Las percepciones expresadas en los talleres de acompañamiento reflexivo y educativo, como en los dramatizados que se realizaron paralelos a los mismos, permite deducir la postura que tienen los jóvenes frente a la decisión de consumir, o no SPS. La actitud positiva debe potenciarse y fortalecerse, desde el desarrollo humano integral sostenible, diverso y equitativo y desde la ecología humana, para poder decidir con sabiduría.10, 11 Frente la pregunta: muchachos, ustedes acaban de escuchar un montón de cosas de todas estas drogas, ustedes cuando oyen todo esto ¿qué piensan?, ¿por qué es una problemática psicosocial?

(E 30): "[...] que afecta el cerebro y que me puedo morir". (E 31): "que las drogas afectan el futuro". (E 32): "que hay que ser responsable". (E 33): "yo sólo soy capaz de decidir."

ANÁLISIS DE LOS HALLAZGOS EN LOS GRUPOS FOCALES

Se hace un análisis por triangulación, Bonilla y Rodríguez13 y Marillo14, desde el macrosistema del contexto barrial de los instrumentos metodológicos utilizados durante la realización de las actividades de los talleres reflexivos-educativos pedagógicos y de los testimonios de los siguientes tres grupos focales: 1) con la comunidad académica de las instituciones educativas estudiadas, sobre la necesidad de la prevención de la farmacodependencia en el contexto educativo y barrial de estos estudiantes en condiciones adversas. 2) con padres de estudiantes participantes en el estudio, en torno a la importancia de prevenir la farmacodependencia de los hijos en el ámbito familiar; articulados con el ámbito educativo y barrial. 3) con estudiantes participantes en el estudio, acerca de la evaluación de la intervención y acompañamiento reflexivo-educativo sobre la prevención de la farmacodependencia desde la ecología humana y el desarrollo humano integral.

El análisis resalta las siguientes VPS que influyen en el desarrollo integral de estos jóvenes, que está interrelacionado con la salud, el progreso del barrio, el progreso de la ciudad de Medellín y del país:10,15,16

1. La violencia cotidiana en este sector, ejercida por grupos ilegales fuera de la Ley (delincuencia común y paramilitar). Estos grupos planifican, controlan y dirigen la acción política o militar del Estado. Esto, va en contravía de una verdadera seguridad democrática de garantizar y proteger los derechos fundamentales (DF): a la vida, la dignidad, a la educación con calidad, al trabajo digno, a la seguridad alimentaria, a la salud, a la recreación, entre otros, que garantice la satisfacción de las necesidades esenciales de esta población en condiciones vulnerables, siendo esta comunidad una de las más necesitadas del Estado Social de Derecho (ESD)

2. El abandono del Gobierno local, regional y nacional, entendido por la falta de políticas públicas beneficiosas para esta población mayoría en condiciones extremas que les ofrezca oportunidades para estudiar gratis y trabajar con dignidad. Además, la no existencia de espacios democráticos para prácticas de conductas de vida saludable, como emplear el tiempo libre para la recreación, el uso del tiempo libre y el ocio creativo para la innovación. Estas comunidades, no cuentan con educación integral ni con condiciones dignas para enfrentar y evitar VPS como las violencias de tipo intrafamiliar, la farmacodependencia, el abuso sexual, la pobreza, la agresión verbal y física cotidiana.

3. En el macrosistema de este contexto barrial, los jóvenes deben hacer grandes esfuerzos por mantener o construir una identidad y valores culturales, desde una trilogía "poder local/identidad/territorio" que muchos no alcanzan.

Este conocimiento in situ de la realidad, en el transcurso de doce meses continuos, permitió comprobar el papel de los grupos de poder fuera de la Ley en la dinamización del proceso de diversificación socio-económica; situación que desde los argumentos teóricos, filosóficos y políticos del grupo académico que realizó el estudio, se manifiesta en una lectura crítica y propositiva que da lugar a llamar la atención de las autoridades competentes del Gobierno, a través de sus autoridades correspondientes de educación, justicia y salud local, regional y nacional para que en conjunto con los académicos con enfoque humano y social de las universidades, construyan un panorama epidemiológico de las múltiples VPS, asociadas con la producción, distribución, comercialización y consumo de SPS que alteran la salud integral de los jóvenes.

De acuerdo con Daly,25 el Estado, debe establecer indicadores de impacto del costo socio-económico y ético por su falta de voluntad, valor político y ausencia para intervenir los sectores en condiciones críticas en Colombia; que cada vez aumentan con factores estresantes extremos en las esferas: alimentaria, pública, vida digna, educación adecuada y gratis para los más necesitados, entre otras.

Según los postulados teóricos y filosóficos del Desarrollo a Escala Humana, fundamentados por algunos autores10,15,16,26 constituyen una directriz educativa y formativa integral que permite capacitar a las nuevas generaciones para el quehacer cotidiano y se comprometan con la satisfacción de las necesidades humanas de dos tipos: necesidades existenciales, relacionadas al Ser, Tener, Hacer y Estar; y las necesidades axiológicas como aquellas a las que el sujeto les confiere valor: subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad. Cada necesidad demanda satisfactores y tienen efectos diferentes en cada contexto, según la cultura, el entorno y el medio ambiente globalizado. Necesidades que son concebidas como carencias y potencialidades de manera simultánea.

En esta perspectiva, la promoción de estrategias educativas holísticas y continuas tempranas, para la prevención de la farmacodependencia desde la ecología humana a jóvenes en condiciones críticas, permite cierto avance en la comprensión de la importancia de satisfacer sus necesidades existenciales y axiológicas. Teniendo en cuenta que para satisfacer cada una de ellas, existe un sistema de satisfactores y no hay correspondencia entre necesidades y satisfactores; es decir, una necesidad para ser satisfecha, puede requerir diversos satisfactores y un satisfactor, puede contribuir simultáneamente a la satisfacción de diversas necesidades y viceversa. En consecuencia, se puede deducir que los jóvenes participantes lograron dar sentido a la importancia de construir una cultura del autocontrol y la corresponsabilidad en la interrelación entre satisfactores y necesidades para el desarrollo a escala humana.27

La interrelación entre las necesidades axiológicas y las necesidades existenciales son dinámica al pensarlas como una relación entre los sujetos que construyen la organización social, en cuya interrelación, la educación de estudiantes y de profesionales en pedagogía social; posibilita identificar algunas dimensiones ontológicas asociadas con el sentido ético, el ejercicio autónomo de los derechos, los deberes, la libertad, los valores y las potencialidades. Esto, en la perspectiva de derecho superior de los niños y los jóvenes en condiciones críticas de satisfacer su necesidad de un proceso enseñanza-aprendizaje significativo. Un satisfactor importante, relacionado con aspectos de las prácticas sociales, los comportamientos y las actitudes de las autoridades competentes y el respecto por las normas. Una opción de pensar otra escuela posible, que forme otra generación humanista en valores, Segura,28 Quintero, Giraldo.29

El grupo EMS30,31 plantea la importancia de una política pública educativa, centrada en el ser humano desde las estrategias de municipio y escuela saludables, a partir de sistema de justicia en la familia, en las instituciones educativas, en el barrio y en el país; mediante el cual los actores involucrados en el conflicto encuentren que no es el proceso disciplinario o la penalización, la única alternativa. Por el contrario, existen otras opciones como la corresponsabilización del Estado, de todas las autoridades competentes y de cada ciudadano con sus diferencias y acuerdos para proponer soluciones más cercanas a sus aspiraciones, las más legítimas, legales y las más democráticas.

Esta posibilidad de alteridad (Yo-Otro), de respeto, consideración y de reconocimiento del otro, implica reingeniería humana, para la cual se requiere repensar cómo educar otro ser humano autónomo en derechos, deberes y libertad para dar lugar a una justicia co-construida por los afectados en el conflicto Segura,27 EMS23 y Galeano.32

En cercanía con Galeano,32 Fals33 Facundo,34 se proponen ideas y acciones para afrontar la crisis en Colombia; al respecto se opina que el Gobierno debe realizar estudios de indicadores de la política educativa por competencia, impacto social y económico con el enfoque de Gestión Social del Conocimiento (GSC), de una manera transdisciplinaria, para aproximarse a los nuevos paradigmas de producción y uso del conocimiento para el desarrollo integral del ser humano, la salud, la innovación y la tecnología para el desarrollo rural y el desarrollo de las localidades que capaciten para el hacer que conduzca al progreso del país mediante una educación con calidad, gratis.

El grupo Uni-Pluri/Versidad, la Mesa de Salud Mental y el grupo base EMS de la Universidad de Antioquia; Ruiz, Mota;35 Echeverry;8 Zapata;36 con relación a la necesidad de educar para construir ciudadanía y civilidad, desde la pedagogía social; se requiere urgente, asentar una agenda política de GSC para el desarrollo sostenible, a partir de los ejes misionales de la Universidad (docencia-investigación-extensión), principios y valores como creatividad, innovación, ciencia, tecnología, emprendimiento, respecto y diálogo para formar agentes sociales resilientes para que enfrenten los complejos problemas sociales de cara a un futuro mejor es posible.10,27 Referentes teóricos y filosóficos que se lleven a la práctica diaria para avanzar hacia una visión renovada de otro modelo bio-político-económico, centrado en la educación integral y en la reingeniería del ser humano; para lograr que las nuevas generaciones de niños y jóvenes adquieran las competencias necesarias que los capacite para el saber-hacer y les permitan aprender a aprender, aprender a convivir, aprender a ser y aprender a hacer haciendo en este escenario barrial y en el contexto nacional.

El estudio en su conjunto genera más inquietudes y no responde a las preguntas de la investigación; por el contrario, se crean nuevas interrogantes: ¿En qué parte de la educación formal está incluida la formación de la sensibilidad y del criterio humano? ¿Se desea una educación excluyente más informativa que formativa para hacer buenos profesionales o buenos operarios? ¿Quiénes deben incorporar políticas públicas en el proceso complejo de la enseñanza y el aprendizaje significativo pertinente, para que los educandos y futuros ciudadanos, tengan opiniones propias, profundas, serias y razonadas? ¿Cómo formar los niños y los jóvenes desde la reingeniería humana para que piensen y vivan en función del engrandecimiento personal y el de una sociedad?

Para responder estas interrogantes y otros retos, el Gobierno, los potentados, el sistema financiero, las fuerzas armadas, los empresarios, las instituciones educativas y la sociedad en general, deben ser líderes en la innovación de otro contexto biopolítico que promueva la vida, el capital distributivo y la cooperación en derecho superior de los niños, niñas y jóvenes, en co-responsabilidad con todas las fuerzas vivas de la sociedad de educar en reingeniería humana para formar agentes sociales, líderes sensibles a las realidades sociales desde temprana edad y desde los primeros semestres de la educación superior, que lideren en la práctica cotidiana metas para el desarrollo, como la capacidad creativa, la autoestima, la capacidad de trabajar en equipo y la solidaridad para el desarrollo del pensamiento positivo, reflexivo y crítico; y, por ende, la construcción de la ciudadanía y de la civilidad para contribuir al desarrollo barrial, regional y nacional en un mundo globalizado.

 

CONCLUSIONES

  • La evidencia de variables psicosociales adversas de orden multifactorial, como acciones y situaciones de violencias, comunicación deficiente, consumo de SPS, por las que atraviesa el proceso de desarrollo de los jóvenes participantes afecta el desarrollo sostenible del barrio y del país. Esto incide en la alteración de la salud mental, física y social, un viejo y nuevo problema globalizado; sin embargo, no se encuentran datos estadísticos que caractericen en forma precisa, los indicadores económicos, socio-culturales y clínicos de la gravedad de este problema en el país y en el mundo.
  • El Estado, no tiene la presencia suficiente para garantizar las diversas seguridades (educación, salud, empleo digno, alimentación, recreación y tiempo libre, y erradicar las violencias).
  • El Gobierno debe reconocer la profundidad del consumo de sustancias psicoactivas en coherencia entre el discurso teórico y la práctica.
  • En el marco referente del Estado Social de Derecho colombiano y universal, los gobiernos deberían caracterizar este problema crítico de salud pública, para intervenirlo, desde sus causas estructurales de fondo, en forma integral y sistemática en contexto, en lugar de estar haciendo diagnósticos a un problema evidente que está creciendo vertiginosamente, desde temprana edad.
  • Se plantea como desafío desarrollar otra estructura de modelo biopolítico educativo integral que dimensione y profundice en cómo formar ciudadanos idóneos y autónomos, acercando el conocimiento de los académicos y las fuerzas vivas de la sociedad para que participen activamente en las decisiones políticas que afectan a los colectivos, en el principio ético de favorecer a las poblaciones más necesitadas y formarlas para el trabajo mancomunado, la llave maestra para la transferencia tecnológica de conocimiento con proyección benéfica para las comunidades en condiciones críticas.

 

RECOMENDACIONES

El Estado debe generar otras políticas públicas efectivas en el marco de un modelo biopolítico educativo de prevención, acompañamiento e intervención de la farmacodependencia desde la ecología humana. Considerando que este enfoque humanista es esencial y determinante para impulsar el equilibrio de la mente, las emociones y el organismo de un ser humano integral en un microsistema dentro de un macrosistema para el desarrollo de la ciencia, la tecnología e innovación y el desarrollo sostenible. Responsabilidad social ineludible que requiere voluntad y valor político de promover satisfactores sinérgicos para fortalecer la calidad de la educación y formación psicoafectiva, que desarrolle una cultura de no consumismo.

 

Agradecimientos

A la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Antioquia, por su apoyo financiero, a los grupos: Uni-Pluri/versidad, Mesa de Salud Mental Variables Psicosociales y Grupo Estrategia Municipio Escuela Saludables por su apoyo académico y a los estudiantes en formación de cultura investigativa comunitaria de la Facultad de Química Farmacéutica.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Abello M, Gallego J. Intervención Psicosocial: una Aproximación desde el Trabajo Social. [Tesis pregrado Ciencias Sociales y Humanas]. Medellín: Universidad de Antioquia; 2007.

2. Lerbet F, Egido A. El apoyo social en el proceso de acompañamiento. Psychofenia. 2006;9(14):119-136.

3. Valencia T. La violencia familiar en la ciudad de Medellín. [Tesis de pregrado Facultad Nacional de Salud Pública]. Medellín: Universidad de Antioquia; 2004.

4. Torres D, Paniagua R, González C. Estresores Sociales y Familiares. Investigación línea psicosocial. Grupo de investigación en Salud Mental en Mimeo. Medellín: Universidad de Antioquia, Facultad Nacional de Salud Pública; 2004.

5. Torres Y, Montoya L, Zapata M, Garro G. Segundo estudio de salud mental del adolecente y consumo de SPS. Medellín: Universidad CES y Secretaria de Salud; 2009.

6. González C, Paniagua R. Las problemáticas psicosociales en Medellín: una reflexión desde las experiencias institucionales. Rev Fac Nac Salud. 2009;27(1): 26-31.

7. Organización Mundial de la Salud. Salud mental en las emergencias: Aspectos mentales y sociales de la salud de poblaciones expuestas a factores estresantes extremos. Ginebra: OMS, Departamento de salud mental y toxicomanías. 2003.

8. Echeverry L. La Práctica Pedagógica: Una Torre de Babel. Uni-Pluri/Versidad. 2009;9 (2):49-59.

9. Saldarriaga J. Educar en la adversidad: prácticas y estrategias escolares frente al impacto de las violencias en niños y niñas. 1a. ed. Medellín: Edita Corporación Región, Pregón Ltda; 2006.

10. Tobón F, Mejía M, Gutiérrez P. Un mundo mejor es posible: Educación humanista hacia la búsqueda del ser humano en la Atención Farmacéutica y en la ciudadanía. 1ra ed. Alemania: Editorial Académica Española; 2012.

11. Bronfenbrenner U. Ecology of the family as a context for human development research perspectives. Developmental Psychology. 1986;22:723-742.

12. Morales H. El adolescente infractor en conflicto con la Ley Penal: una perspectiva socio-psicológica del Sistema de Justicia Penal Juvenil en el Perú. En: Psicólogo Interamericano, Boletín de la Sociedad Interamericana de Psicología. 2004; Vol. 84.

13. Bonilla E, Rodríguez P. Más allá del dilema de los métodos. 1ra ed. Bogotá: Editorial Nomos SA; 2005.

14. Marillo M. Desde el análisis de contenido hacia el análisis del discurso: la necesidad de una apuesta decidida por la triangulación metodológica. Medellín: Universidad de Antioquia;2006.

15. Manfred A, Max-Neef M. Desarrollo a escala Humana: una opción para el futuro. Medellín: Proyecto 20 Editores; 2000.

16. Tobón F, López L. El desarrollo a escala humana un referente para el diseño de planes de desarrollo local. En: Lopera I, Builes LF, editores. Abriendo espacios flexibles en la escuela. 2da ed. Medellín: Universidad de Antioquia; 2011. p. 16-25.

17. Bettini V. Elementos de Ecología Urbana. 1ra ed. Madrid: Editorial Trotta; 1998.

18. González F. Invitación a la ecología humana. La adaptación afectiva al entorno. 1ra ed. Madrid: Editorial Tecnos; 1985.

19. San Martin H. Ecología humana y salud. El hombre y su ambiente. 2da ed. Ciudad de México: Ediciones Copilco; 1988.

20. Franco Z. Desarrollo Humano y de Valores para la salud. 2da ed. Manizales: Universidad de Caldas; 2004.

21. Franco Z. La evaluación ética en la educación para el Desarrollo Humano. Manizales: Universidad de Caldas; 2006.

22. Zapata M. La Familia, soporte para la recuperación de la adicción a las drogas. Revista CES Psicología. 2009; 2 (2): 86-94.

23. Grupo Base EMS. La mediación como eje transformador de las relaciones escolares. Boletín número 11. Medellín: Universidad de Antioquia; 2009.

24. Suárez R. Educación: Condición de humanización. Manizales: Universidad de Caldas; 2008.

25. Daly H. Economía, ecología y ética. Ensayos hacia una economía en estado estacionario. Ciudad de México: FCE; 1989.

26. Tobón F, Gaviria N. El ocio creativo y el tempo libre. En: Lopera I, Builes LF, eds. Abriendo espacios flexibles en la escuela. Medellín: Universidad de Antioquia; 2011. p.165-180.

27. Tobón F, Gaviria N, Ramírez J. La lúdica como método psicopedagógico: una experiencia para prevenir la farmacodependencia en jóvenes. Avances Psicología Latinoamericana. 2012; 30(1):81-92.

28. Segura D. ¿Es posible pensar otra escuela?. Bogotá: Escuela Pedagógica Experimental; 2000.

29. Quintero M, Giraldo J. El maestro en la perspectiva de la formación: La emergencia del sujeto en el acto pedagógico. Medellín: Universidad de Antioquia, Facultad de Educación; 2003.

30. Grupo Base EMS. Los compromisos de la Universidad de Antioquia con el proceso de formación política en la escuela. Boletín número 12. Medellín: Universidad de Antioquia; 2009.

31. Grupo Base EMS. El auge de las políticas públicas. Boletín número 3. Medellín: Universidad de Antioquia; 2006.

32. Galeano L. ¿Cómo gestionar la calidad en la educación? Medellín: Universidad de Antioquia; 2002.

33. Fals O. Ante la crisis del país. Ideas-acción para el cambio. Bogotá: Editorial Panamericana; 2003.

34. Facundo D. Modernización económica y política, sin modernidad educativa y cultural. Revista Educación y Cultura. 1990; 12: 64-68.

35. Ruiz Z. Mota M. La educación artística: itinerario de la agenda internacional. En: Jiménez L, Aguirre I, Pimentel LG.Educación artística, cultura y ciudadanía. Madrid: OEI; 2009.

36. Zapata J. La formación de los nuevos profesionales. Colección Asociación de Profesores. Medellín: Universidad de Antioquia; 2010.

 

 

Recibido: 11/01/2013
Aprobado: 6/06/2013

 

 

Flor Ángela Tobón. Maestría en Farmacología, Especialista en Atención Farmacéutica, Profesora Titular, Integrante del Grupo Investigación Uni-Pluri/Versidad. Universidad de Antioquia. Facultad de Química Farmacéutica, Calle 67 Nº 53-108, Bloque 1, Ciudad Universitaria, Medellín, Colombia jvm@une.net.co, florato54@gmail.com.



Añadir comentario